Sesión EULAR: predicción de brotes en el embarazo

Estudio: C3 y C4 como predictores de brote y complicaciones en el embarazo

Como ya hemos comentado muchas veces, el embarazo es una de las etapas más delicadas en la vida de una mujer con lupus, ya que el embarazo está relacionado con la posible aparición de brotes. Sobre todo, en el tercer trimestre y en el postparto. Por ello, es de vital importancia que las mujeres que deseen tener un hijo hablen con su médico antes del momento de la concepción.

Las consultas preconcepcionales son las que se realizan antes de concebir. En ellas, tu médico evaluará la actividad de tu lupus, tu afectación orgánica y otros factores que puedan implicar un riesgo para ti o para tu bebé. Además, revisará tu medicación y, si es necesario, la modificará para que ningún tratamiento sea teratogénico. Como ya vimos en el artículo sobre fertilidad y lupus, hay ciertos tratamientos que podrían causar daño al bebé en el embarazo y en la lactancia.

¿Y si pudiéramos disponer de unos biomarcadores que nos indicaran el riesgo de tener un brote durante el embarazo y ayudaran a detectar posibles complicaciones?

En el congreso de EULAR al que hemos asistido recientemente, hubo una sesión que nos ha parecido interesante para las parejas que quieran formar una familia. En dicha sesión, el Dr. Massimo Radin nos ha comentado un estudio en el que se ha realizado una revisión de la literatura, extrayendo datos sobre 532 pacientes con lupus, y en el que se ha demostrado que niveles bajos de complemento C3 y C4 en el primer trimestre podrían ser predictores de brote en el tercer trimestre de embarazo en mujeres con lupus.

¿Qué es el sistema del complemento?

Se trata de uno de los componentes de la respuesta inmunitaria cuya función es identificar y destruir los agentes patógenos (malos). El sistema del complemento está compuesto por una serie de proteínas que circulan en la sangre y que se activan ante un agente infeccioso.

Las deficiencias en los componentes del sistema del complemento pueden dar lugar a diferentes patologías. Por ejemplo, deficiencias en los complementos C1q, C2 y C4 predisponen a la manifestación del LES.

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad prototípica mediada por la activación del sistema del complemento. El papel de la cascada del complemento en la etiopatogenia del LES va acompañado por una reducción en los niveles de los factores de complemento y por el aumento de productos de activación del complemento (C3a, C5a). La disminución en los niveles de complemento está relacionada con la actividad del LES y puede preceder al brote.

La evaluación de los complementos C3 y C4 está incluido en los criterios de clasificación del Colegio Americano de Reumatología y de EULAR. Además, también forma parte de los índices de valoración de la actividad de la enfermedad, como el SLEDAI.

¿Qué son los complementos C3 y C4?

El sistema del complemento está constituido por unas 40 proteínas, entre las que se encuentran la C3 y la C4. Dichas proteínas han demostrado estar muy relacionados con la actividad del lupus, de modo que en los periodos de actividad de la enfermedad habrá un incremento en su consumo (y sus niveles, por tanto, serán bajos). Es por eso por lo que tu médico mirará los niveles de los complementos C3 y C4 en cada una de tus revisiones.

Además del C3 y C4, otro complemento que mide la actividad del lupus es el CH50, aunque no siempre se pedirá en nuestras analíticas.

Los complementos durante el embarazo

Desde el momento de la concepción, se producen en la mujer una serie de cambios con la finalidad de favorecer la implantación y el progreso del embarazo. Uno de estos cambios ocurre en el hígado, donde se incrementa la fabricación de factores del complemento.

Ésta es la razón por la que se ha planteado la posibilidad de que el nivel de complementos pueda ser un biomarcador de confianza para predecir la posibilidad de brotes en el embarazo y para detectar de manera temprana las complicaciones que se puedan dar en un embarazo con lupus.

Con la finalidad de dar respuesta a esa pregunta, se ha llevado a cabo un metanálisis para evaluar la importancia del complemento en mujeres con LES embarazadas y su papel en el pronóstico de la enfermedad.

Características del estudio

Tras identificar 478 estudios y evaluar de forma pormenorizada 46 de ellos, se seleccionaron un total de 532 mujeres con lupus. De estas mujeres, 68 tenían también síndrome antifosfolípido (SAF) y otras 82 eran portadoras de anticuerpos antifosfolípidos (es decir, tenían anticuerpos antifosfolípido, pero nunca habían tenido ninguna manifestación clínica de SAF). Por último, 237 mujeres tenían nefritis lúpica.

¿Cuáles fueron las conclusiones del estudio?

  • Niveles bajos de C3 y C4, particularmente en el primer trimestre de embarazo, se asociaron con una mayor frecuencia de brotes durante el embarazo.
  • El descenso en el nivel del complemento (incluso manteniéndose en el rango normal), especialmente en las primeras fases de la gestación, podría constituir una señal de alerta para que el equipo médico establezca las medidas necesarias para reducir el riesgo de un posible brote, especialmente en el caso de embarazos con nefritis lúpica.

Es necesario añadir que este estudio tiene varias limitaciones. Sin embargo, sirve para sentar las bases para realizar estudios multicéntricos que puedan validar dichos resultados preliminares.

¿Qué implica este estudio para los pacientes?

Esperamos que miedo, no, sino todo lo contrario. Tener un mayor y mejor conocimiento de cómo evolucionan los distintos biomarcadores a lo largo del embarazo podría constituir una potente herramienta para tener embarazos más seguros y, por tanto, tranquilos.

Mientras llega la validación de estos biomarcadores, este tipo de estudios deberían servirnos para comprender la importancia de planificar los embarazos y de esperar al mejor momento para la concepción.

Fuentes:

  • Ponencia del Dr. Massimo Radin en EULAR 2022.
  • Radin M, Crisafulli F, Cecchi I, et al OP0002 LOW COMPLEMENT LEVELS IN THE FIRST TRIMESTER PREDICT DISEASE FLARE IN SLE PREGNANCY: A NETWORK META-ANALYSIS ON 532 PATIENTS. Annals of the Rheumatic Diseases 2022;81:1-2. https://ard.bmj.com/content/81/Suppl_1/1.1

Quizá también te interese:

Author Profile

Licenciada en Economía y autora del blog Tu Lupus Es Mi Lupus.
EUPATI fellow.
Community manager en AMELyA Lupus Madrid y Lupus Europe.
Redactora web en AMELyA Lupus Madrid.

Author Profile
Foto del Dr. Gil Aguado
Revisado por el Dr. Gil Aguado
Asesor médico de AMELyA Lupus Madrid

El Dr. Antonio Gil Aguado es médico internista especializado en enfermedades autoinmunes sistémicas.