Sesión EULAR: Cómo tratar las comorbilidades de manera efectiva

Herramientas para prevenir comorbilidades

Las comorbilidades son aquellas enfermedades o trastornos secundarios a una enfermedad principal. Dichas comorbilidades pueden ser consecuencia de la propia enfermedad o de sus tratamientos. En el caso del lupus, las más frecuentes son las infecciones, la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares (arteriosclerosis, por ejemplo).

Es importante conocer estas comorbilidades, sí como los riesgos de tenerlas, para poder implementar las medidas adecuadas de prevención.

El Dr. Joao Eurico Fonseca nos habló sobre comorbilidades en enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas (ERyME) en EULAR y os lo contamos:

Herramientas para prevenir las comorbilidades

El Dr. Joao Eurico Fonseca nos mostró una serie de herramientas con las que controlar y prevenir las comorbilidades en las ERyME:

  • Controlar el dolor, cómo afrontar la enfermedad y la depresión.
  • Control del riesgo cardiovascular.
  • Prevención de la hemorragia y la perforación intestinal.
  • Mantener la salud ósea.
  • Prevención de la pérdida de funcionalidad.
  • Prevención de infecciones.
  • Prevención del cáncer.
  • Prevención de los efectos adversos de los tratamientos.
  • Evitar una dieta pobre y mala.

Control del dolor, cómo afrontar la enfermedad y la depresión

Para controlar el dolor, el Dr. nos indicó que se deben usar tratamientos farmacológicos según lo necesitemos, aunque evitando los antiinflamatorios no esteroides (AINEs). En caso de ser indispensables, debemos usarlos en las dosis más bajas posibles.

La práctica de ejercicio va a provocar que el organismo libere sustancias que serán beneficiosas a la hora de aliviar el dolor, por lo que siempre se nos recomienda practicarlo en la medida de nuestras posibilidades, de manera gradual y sin llegar al sobresfuerzo.

La terapia cognitiva conductual ha demostrado tener efectos beneficiosos a nivel psicológico y se nos ha recomendado en esta sesión para el abordaje de la afectación psicológica de la enfermedad, de la que también se ha hablado en EULAR, en la sesión que recientemente os trasladamos sobre cómo mantener la calidad de vida tras el diagnóstico.

Por último, hay ciertas enfermedades y pacientes que van a necesitar consulta psiquiátrica y tratamiento con antidepresivos, que pueden ayudar a controlar el dolor y el estado anímico.

Control del riesgo cardiovascular

Las recomendaciones para prevenir el riesgo cardiovascular son:

  • Hacer ejercicio.
  • Dieta sana como la mediterránea.
  • Control de peso.
  • No fumar.
  • Considerar, cuando sea necesario, medicación para la hipertensión, inhibidores de la HMG reductasa y antidiabéticos.
  • Evitar los AINEs (antiinflamatorios no esteroides) y los corticoides. Si son indispensables, emplear la mínima dosis el menor tiempo posible.

El Dr. le dio una especial importancia a la dieta, ya que no sólo controla el riesgo cardiovascular, sino también el riesgo de cáncer y la actividad de la enfermedad.

Prevención de hemorragia y perforación intestinal

Para prevenirlo, el Dr. nos recomienda evitar los AINEs en la medida de lo posible y, en caso de ser necesarios, emplear tratamientos inhibidores de la bomba de protones, como el omeoprazol o el pantoprazol.

Mantén sanos tus huesos

Tratamientos como los corticoides pueden traer consigo osteoporosis como efecto adverso cuando se toman en el largo plazo. Para prevenirla:

En algunos casos, nuestros médicos nos pautarán algún tratamiento para la osteoporosis y quizá nos hagan una evaluación del riesgo de fractura con la herramienta FRAX y nos manden una prueba de densitometría ósea para ver el estado de nuestros huesos.

Con relación al ejercicio, el Dr. nos indicó que hay ejercicios para fortalecer los huesos (fuerza, aeróbico) y otros para prevenir las fracturas (ejercicios de equilibrio, estabilidad y flexibilidad).

Prevención de la pérdida de funcionalidad

En muchas ocasiones, por desgracia, la enfermedad trae consigo pérdida de funcionalidad: dolor articular, rigidez… Pero, en este caso, también existen modos para intentar prevenirlo. El principal, y más importante, es el tratamiento de la enfermedad.

De nuevo, el Dr. nos recomendó hacer ejercicio para prevenir esta posible comorbilidad que nos puede traer la propia enfermedad.

Por último, el control de peso y la prevención de caídas, que pueden traer consigo consecuencias para la funcionalidad.

Prevención de infecciones

Se trata de no de los puntos claves en los que los pacientes tenemos una gran responsabilidad, ya que la principal medida de prevención es la vacunación.

Además de las medidas que os mencionamos en el tuit, añadimos un punto que no nos dio tiempo de recoger y que puede ser importante: la evaluación del riesgo de tuberculosis para los pacientes con tratamiento biológico.

Prevención del cáncer

Se trata de una recomendación no sólo para pacientes con ERyMEs, sino para la población en general:

  1. No fumar.
  2. Dieta sana, tipo mediterránea.
  3. Hacer ejercicio.
  4. Comunicar al médico cualquier síntoma que tengamos.
  5. Seguir las recomendaciones en prevención de cáncer.

Prevención de los efectos adversos de los tratamientos

Nuestros médicos nos informan sobre ellos, pero también es necesario que, como pacientes, nos impliquemos en nuestro propio cuidado y hagamos las preguntas que necesitemos hacer. Ante un nuevo tratamiento, es necesario que nos vayamos a casa sin dudas y sin miedos.

¿Qué debemos saber sobre cada uno de nuestros tratamientos?

  1. Para qué nos lo mandan.
  2. Cuándo y cómo hay que tomarlo.
  3. Qué posibles efectos adversos tiene.
  4. Cuáles son los síntomas de los efectos adversos a los que debo estar atento.
  5. Qué hacer si esos síntomas aparecen.

Aparte de todo eso, es importante que nuestro especialista sepa cualquier producto que tomemos (natural, de herbolario… lo que sea), así como cualquier complejo vitamínico. Algunos de estos complementos, aunque son inocuos, pueden interaccionar con alguna de la medicación que tomamos, por lo que es importante que tu médico sepa lo que tomas.

Dicho esto, veamos los consejos que el Dr. Joao Eurico Fonseca nos dio sobre cómo prevenir los posibles efectos adversos de los tratamientos. Pasamos a traducir la siguiente imagen.

  1. Conoce tus tratamientos.
  2. Los corticoides retienen sal y agua (provocan edema e hipertensión), incrementan el riesgo de infecciones, osteoporosis y diabetes. Además, provocan fragilidad en la piel y los vasos sanguíneos. SIN EMBARGO, son esenciales muchas veces. Tu médico intentará ir reduciendo las dosis.
  3. Los AINEs incrementan el riesgo de hemorragia y perforación gastrointestinal, el daño renal, la hipertensión y el riesgo cardiovascular.
  4. Inmunosupresión e infección.
  5. Si estás con tratamientos modificadores de la enfermedad (FAME), tu médico te mandará análisis de sangre periódicos para vigilar el estado de tus órganos. Por eso, aunque te encuentres bien, no faltes a tus revisiones.

Conclusiones sobre prevención de comorbilidades

Nuestros médicos deben informarnos y hacer cuanto esté en su mano para prevenir las comorbilidades a la vez que tratan de la manera más efectiva posible nuestra enfermedad. Sin embargo, los pacientes también tenemos un papel importante en la prevención, que el Dr. resumió en esta diapositiva:

Tenemos que:

  1. Ir más allá de lo que vemos y sentimos (físicamente).
  2. Seguir un estilo de vida saludable.
  3. Tener adherencia y estar al día con la vacunación.
  4. Comprender nuestra medicación.

A estos puntos, nos gustaría añadir: habla sobre cómo te sientes y cómo te hacen sentir tu enfermedad, sus síntomas y las limitaciones que tengas. Indica a tu médico si te da miedo tomar alguna medicación antes de decidir por tu cuenta no hacerlo. Sin adherencia, es imposible mejorar.

Las comorbilidades suponen una carga para el paciente, por lo que tanto médicos como pacientes tenemos que poner las medidas necesarias para prevenirlas.

Si tienes dudas sobre algunos de los aspectos de esta sesión, habla con tu especialista. Es quien mejor puede resolver tus dudas.

¡Seguiremos dándote información valiosa de EULAR! Puedes consultar el programa aquí.

Artículos relacionados:

Etiquetas: