Recomendaciones EULAR en la vacunación de pacientes con enfermedades musculoesqueléticas contra el virus SARS-CoV-2 (covid-19)

Recomendaciones EULAR en la vacunación de pacientes con enfermedades musculoesqueléticas contra el virus SARS-CoV-2 (Covid-19)

Sabemos que, aunque llevamos conviviendo con la Covid-19 dos años ya, muchos de vosotros aún tenéis preocupaciones. Además, nos acercamos al levantamiento de las medidas anti covid y eso traerá miedos y preguntas que esperamos poder responder con la inestimable ayuda del Dr. Gil Aguado que, como siempre, ha revisado el artículo para garantizar que, desde la asociación, recibís información de máxima calidad. Si, tras leer este artículo, os surgen preguntas, os animamos a enviarlas a info@lupusmadrid.com y publicaremos otro artículo para responderlas.  

Hoy, en la Asociación Madrileña de Lupus AMELyA, hablamos de covid-19.

EULAR, la Alianza Europea de Asociaciones para Reumatología, ha publicado el pasado 23 de febrero de este año una actualización sobre recomendaciones de vacunación en covid-19 para pacientes con enfermedades musculoesqueléticas que nos parece importante compartir.

La vacunación es el modo más importante de prevención y siempre se nos recomienda a pacientes con enfermedades autoinmunes. De hecho, una de las pautas más importantes que se da en el diagnóstico en niños es seguir los calendarios de vacunación. En adultos, por otra parte, se nos recomienda, salvo contraindicación médica, vacunarnos contra la gripe y el neumococo.

EULAR, al igual que todas las sociedades médicas en todo el mundo, recomienda que los pacientes con enfermedades autoinmunes reciban cualquier vacuna disponible en su país. Siempre, claro, hablando antes con su especialista, ya que hay ciertos casos en que la vacunación tendrá que ser retrasada y/o algún tratamiento retrasado o suspendido temporalmente.

El motivo de las recomendaciones con relación al SARS-CoV-2

Como todos sabemos, el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), lleva con nosotros desde el año 2020 o finales del 2019. Las primeras recomendaciones por parte de las distintas sociedades médicas no tardaron mucho en llegar, dada la gravedad de la enfermedad y la preocupación general de la población.

Las primeras recomendaciones de EULAR fueron publicadas en junio de 2020. Sin embargo, debido a la multitud de estudios llevados a cabo y a las vacunas desarrolladas, EULAR publicó una primera actualización en enero de 2021 y en febrero de este año, ha publicado otra.

Recomendaciones EULAR para la vacuna contra la COVID-19

El documento incluye un total de 5 principios fundamentales, 9 recomendaciones y 2 puntos adicionales a considerar. No obstante, nosotros os vamos a contar las que nos importan a los pacientes, ya que muchas de estas recomendaciones son con relación al modo en que los profesionales deben coordinarse para un adecuado manejo de la situación general y nada tiene que ver con lo que nos interesa saber.

1. Principios fundamentales:

En general, los pacientes con enfermedades musculoesqueléticas no tienen un mayor riesgo de contraer COVID-19 que la población sana y, en caso de contraerla, no tienen un peor pronóstico.

En caso de contraer covid-19, recuerda siempre que tu especialista debe estar involucrado en la decisión de mantener o descontinuar el tratamiento inmunosupresor o inmunomodulador que tengas en ese momento.

En general, los pacientes con enfermedades musculoesqueléticas no tienen un mayor riesgo de contraer COVID-19 que la población sana y, en caso de contraerla, no tienen un peor pronóstico. 

En caso de contraer covid-19, recuerda siempre que tu especialista debe estar involucrado en la decisión de mantener o descontinuar el tratamiento inmunosupresor o inmunomodulador que tengas en ese momento.

2. Recomendaciones:

Antes de comentaros las recomendaciones, queremos hacer hincapié en la importancia de la opinión del especialista que lleve el seguimiento de tu enfermedad. Las recomendaciones son sólo eso: recomendaciones. En algunos casos habrá una razón de peso por la que estas recomendaciones no deban ser seguidas. Confía siempre en tu equipo médico y pregunta las dudas que tengas en relación con tu tratamiento antes de dejar de tomar tu medicación por propia iniciativa. Podría ser contraproducente y tener consecuencias no deseadas.

Procedemos a traducir las recomendaciones de EULAR advirtiendo que, en cada punto, deberíamos incluir “siempre bajo consejo de tu especialista y salvo contraindicación médica”.

1.Se debería recomendar encarecidamente a los pacientes con enfermedades musculoesqueléticas que se adhieran a todas las medidas de prevención y control de enfermedades prescritas por las autoridades sanitarias antes y después de vacunarse contra el virus de la COVID-19.
2.Se debería recomendar a los pacientes con enfermedades musculoesqueléticas que se vacunen contra el SARS-CoV-2 con cualquiera de las vacunas aprobadas en su país.
3.Los pacientes con enfermedades musculoesqueléticas que se hayan vacunado contra el virus de la COVID-19 (SARS-CoV-2) deberían continuar con su tratamiento habitual sin efectuar cambios, teniendo en cuenta que algunos tratamientos se han asociado con un mayor riesgo de COVID-19 severo.  
4.Si un paciente con enfermedad musculoesquelética en tratamiento de larga duración con glucocorticoides tiene sospecha de COVID-19 o COVID-19 confirmado, deberá continuar su tratamiento y no dejar los glucocorticoides.  
5.Si un paciente con enfermedad musculoesquelética que recibe rituximab contrae SARS-CoV-2, se debería considerar posponer el siguiente ciclo de rituximab.
6.Los pacientes con enfermedades musculoesqueléticas que tengan inicialmente síntomas leves y experimenten un empeoramiento de los síntomas de COVID-19, deberían buscar inmediatamente atención médica de un experto en tratar el COVID-19.  
7.Se debería recomendar a los pacientes con enfermedades musculoesqueléticas que mantengan al día sus vacunas, según las recomendaciones de vacunación en pacientes con enfermedades musculoesqueléticas. En particular, hay que prestar especial atención a las vacunas de la influenza (gripe) y el neumococo.    
8.Siempre que sea clínicamente posible, los pacientes con enfermedades musculoesqueléticas que no estén con tratamiento inmunomodulador o inmunosupresor, la vacuna del SARS-CoV-2 debería administrarse antes de comenzar dicho tratamiento.  
9.En pacientes con enfermedades musculoesqueléticas que estén con rituximab, o cualquier tratamiento de depleción de células B, la vacunación contra el SARS-CoV-2 deberá planificarse para optimizar la inmunogenicidad. Es decir, para que la respuesta inmunitaria sea óptima y nuestro sistema inmune desarrolle defensas contra la COVID-19.  
SI tienes una enfermedad musculoesquelética como el lupus, vacúnate de la covid-19

Tercera dosis de la vacuna: ¿sí, o no?

El apartado de los puntos a considerar incluido en las recomendaciones de EULAR se centran en la tercera dosis de la vacuna.

Es posible que los pacientes en tratamiento inmunomodulador o inmunosupresor no desarrollen una adecuada respuesta inmunitaria tras la vacuna de la COVID-19. A fecha de hoy, no hay datos que permitan identificar de un modo certero qué pacientes se podrían beneficiar de una tercera dosis de la vacuna, por lo que algunas autoridades sanitarias están recomendando una tercera dosis en ciertos grupos de pacientes como medida de precaución, dada la preocupación de los pacientes.

Si aún no tienes la tercera dosis de la vacuna, habla con tu especialista para evaluar si deberías ponértela o no.

Por otra parte, también hay preocupación con relación a la duración de la protección de las vacunas frente al virus SARS-CoV-2. No ha pasado suficiente tiempo para poder saber los niveles de protección esperables 4-6 meses tras la pauta completa de vacunación. Es por ello que, como medida de precaución, diferentes autoridades sanitarias han autorizado una dosis de refuerzo.

De nuevo, habla con tu especialista para evaluar la necesidad de una dosis de refuerzo en tu caso concreto.

Esperamos que este artículo haya resuelto algunas de tus dudas. No obstante, como hemos indicado al principio del artículo, puedes dirigir tus dudas o preocupaciones a info@lupusmadrid.com y redactaremos otro artículo para que todos podamos afrontar esta nueva etapa que se avecina sin restricciones con tranquilidad.

Nota final del Dr. Gil Aguado:

“A pesar del hecho conocido de que las vacunas pueden inducir actividad en las enfermedades inflamatorias inmunomediadas, los potenciales beneficios obtenidos superan con mucho a los riesgos.

Se desconocen muchos aspectos de la vacuna SARS-Covid 19, que tendrán respuesta en el futuro. En general, la inmunogenicidad de la vacuna en estos pacientes es menor a la de la población general y, por tanto, la protección disminuye. Esto es más evidente si los pacientes están con terapia inmunosupresora, especialmente Rituximab y corticoides.

Tampoco se conoce cuánto dura la protección y cada cuánto deben ser vacunados. Parece no haber acuerdo en la administración de una cuarta dosis de recuerdo, aunque si debería considerarse en determinados pacientes.

Recientemente, Lemoine et al (Clin Rheumatol, 16 de marzo de 2022) han publicado la aparición de un caso de lupus eritematoso sistémico en una mujer de 68 años, sin antecedentes de patología autoinmune, a los 3 días de administrarse la primera dosis de la vacuna de Pfizer. Este hecho sólo constituye una llamada de atención, pero no debe modificar las recomendaciones de la EULAR ni potenciar actitudes antivacunas”.

Artículos relacionados:

  • Más noticias, en la sección «Noticias» de esta web.

Para más información:

Author Profile

Licenciada en Economía y autora del blog Tu Lupus Es Mi Lupus.
EUPATI fellow.
Community manager en AMELyA Lupus Madrid y Lupus Europe.
Redactora web en AMELyA Lupus Madrid.

Author Profile
Foto del Dr. Gil Aguado
Revisado por el Dr. Gil Aguado
Asesor médico de AMELyA Lupus Madrid

El Dr. Antonio Gil Aguado es médico internista especializado en enfermedades autoinmunes sistémicas.

 

Etiquetas: