Belimumab: el primer tratamiento aprobado para la nefritis lúpica en niños de 5 a 17 años

¡Grandes noticias! Desde julio de 2022, el belimumab intravenoso está aprobado por la FDA para el tratamiento de la nefritis lúpica activa en pacientes pediátricos (edades comprendidas entre 5 y 17 años) que estén recibiendo terapia estándar. 

Recordemos que el belimumab es el primer tratamiento aprobado específicamente para tratar el lupus (2011) en más de 50 años. Recordemos los hitos en su aprobación:

  • 2017: Aprobación de la versión subcutánea en adultos con LES.
  • Abril de 2019: Aprobación del belimumab intravenoso para el tratamiento del LES en edad pediátrica.
  • Diciembre de 2020: aprobación de tratamiento intravenoso de la nefritis lúpica en adultos.
  • 26 de julio de 2022: aprobación para tratamiento intravenoso de la nefritis lúpica en edad pediatra. 

¿Qué es el belimumab?

Se trata de un anticuerpo monoclonal humano (un tratamiento biológico) cuya función es inhibir (anular) la acción del factor de activación de las células B (llamado BAFF o BLyS).

Estas proteínas BAFF o BLyS son un tipo de citocinas pertenecientes a la familia de los TNF (factor de necrosis tumoral) cuya función es la de activar los linfocitos B. Además, juega un papel importante en la diferenciación celular.

En diferentes estudios se ha observado que estas proteínas BAFF o BLyS están relacionadas con la patogenia (causa y desarrollo) del LES y que su nivel es elevado en este tipo de pacientes. 

¿Cómo actúa el belimumab?

El belimumab se va a unir a la proteína BAFF, impidiendo su unión a las células B. Esto provocará:

  • La inhibición de la supervivencia de las células B, incluyendo las células B autorreactivas.
  • La reducción de la diferenciación de las células B en células plasmáticas productoras de inmunoglobulinas. 

¿Cuáles fueron los resultados del ensayo clínico?

93 pacientes formaron parte del estudio y fueron divididos de forma aleatoria en dos grupos. A uno (de 53 pacientes) se le administró belimumab en dosis de 10mg/kg cada 4 semanas y al otro se le administró placebo. Ambos grupos recibieron, además, la terapia estándar.

En la semana 52, el índice de respuesta SRI-4 fue mayor en el grupo que recibió belimumab (52,8%), en comparación con el grupo que recibió placebo (43,6%).  

Además de alcanzarse dicho objetivo primario, también se alcanzaron los principales objetivos secundarios.

¿Qué posibles efectos adversos tiene?

Los efectos adversos observados en los ensayos clínicos son parecidos a los observados en los ensayos con adultos. Los más frecuentes fueron: náusea, diarrea, insomnio, bronquitis, fiebre, nasofaringitis, reacción en la zona del pinchazo, depresión, migraña y faringitis.

No se administrará belimumab en caso de afectación severa del sistema nervioso. 

Consulta con tu médico siempre antes de ponerte alguna vacuna. Quizá decida retrasar el tratamiento. 

¡Recuerda! Son posibles efectos adversos, lo que significa que no tiene por qué darse ninguno. Si tienes miedos o dudas, consulta con tu especialista y no dejes nunca de tomar tu tratamiento sin su conocimiento. Podría ser contraproducente y la adherencia es clave en el manejo de cualquier enfermedad.

¡Seguiremos informando!

Como siempre, os mantendremos informados de cualquier avance en lupus. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales y suscribirte al blog.

Quizá te pueda interesar:

Fuentes: