¿Se usa la quimioterapia como tratamiento para el lupus?

Ayer publicábamos un pequeño artículo aclaratorio sobre algunas de las afirmaciones que se están haciendo últimamente sobre el lupus. Una en especial, sobre la quimioterapia, ha suscitado muchos comentarios y preguntas, por lo que hemos decidido publicar este artículo que el Dr. Pallarés nos había escrito hace tiempo y que, por supuesto, refuerza las afirmaciones que el Dr. Gil nos hacía ayer.

Confiad en nuestros colaboradores!

Chicos, en esta web os ofrecemos la mejor información por parte de los mejores especialistas!!! 😉 Esto, por supuesto, no significa que tu médico sea peor… Por suerte, hay muy buenos profesionales sanitarios en todo el mundo! 🙂

No obstante, es normal que a veces nos digan las cosas de un modo que lo comprendamos mejor y eso, a veces, puede crear confusión entre los pacientes.

Nos ha gustado leer vuestras preguntas y preocupaciones ante un tema que sabemos es algo controvertido y poco claro para los pacientes. Así podemos aclararlo mejor y lo haremos las veces que haga falta y con todas las dudas y temas que nos propongáis 🙂 .

¿Se trata el lupus con quimioterapia?

El Dr. Gil nos decía ayer mismo que no. Repitiendo sus palabras,

“el término quimioteraìa significa tratamiento con productos químicos, a diferencia de otras formas de terapia (radioterapia, aerosolterapia, fluidoterapia, etc). Habitualmente se utiliza refiriéndose a terapias anticancerosas con agentes citotóxicos y su uso se suele reservar para ello. En el lupus no se usa habitualmente y nos referimos a tratamiento con corticoides, inmunosupresores, antiinflamatorios, biológicos, etc. Se podría indicar que la quitaran o sustituiría por tratamiento o terapia”.

La conclusión, por tanto, era que el lupus no se trata con quimioterapia.

El Dr. Gil añade, además, que “hay multitud de tratamientos que se emplean en pacientes de lupus y que, además, se emplean como tratamiento en otras enfermedades. Las terapias con sustancias químicas incluyen un grupo de medicamentos entre los que se encuentran los agentes citotóxicos (ciclofosfamida), los antimetabolitos (metotrexato) y otros, como los corticoides, que tienen múltiples efectos (antiinflamatorios, inmunosupresor, etc.)”.

Todos los citados tratamientos (y algunos más que os iremos comentando) “son utilizados en el tratamiento del lupus como agentes inmunosupresores. Las dosis que se utilizan para el tratamiento del cáncer y la pauta de administración son distintos a su utilización como inmunosupresores en las enfermedades autoinmunes sistémicas”.

La respuesta que nos da el Dr. Pallarés es exactamente la misma.

El lupus no se trata con quimio, pero ¿qué más podemos decir sobre la diferencia entre quimioterapia, tratamiento biológico y otros tratamientos?

Os dejamos con el Dr. Pallarés. Gracias Dr.!

Quimioterapia: terapia con sustancias químicas

El término “quimioterapia” crea confusión.

Quimioterapia significa literalmente tratamiento o “terapia” con sustancias “químicas”. Ello puedo aplicarse por tanto a la mayoría de los tratamientos, como por ejemplo los antiinflamatorios, los antibióticos, etc.

La confusión surge cuando, de forma tradicional, se ha limitado el término de “quimioterapia” casi de forma única para referirse a la asociación de sustancias químicas o fármacos usados en al tratamiento del cáncer. Así pues, en la actualidad el término quimioterapia se usa casi exclusivamente para identificar los grupos de fármacos usados, generalmente en asociación, para el tratamiento del cáncer.

Pero estas “terapias químicas”, como por ejemplo la cortisona, la ciclofosfamida, la azatioprina, el metotrexato o el rituximab, también tienen otros usos y otras indicaciones distintas del cáncer, y entonces pierden la denominación de “quimioterapia”. Pero al ser los mismos fármacos, se crea la confusión y podemos llegar a malinterpretar la indicación que se hace cuando los recetamos para el control del Lupus.

Así pues, estos fármacos que damos en el Lupus, ¿son quimioterapia?, pues en el sentido estricto de la palabra que significa terapia con sustancias químicas sí, pero no lo son en el sentido que actualmente se da a la palabra “quimioterapia” que significa casi exclusivamente “tratamiento para el cáncer”, pues el Lupus no tiene nada que ver con las enfermedades neoplásicas.

Hay que añadir además, que en el Lupus estos fármacos se dan en monoterapia, es decir, no en asociación y a unas dosis menores que cuando se usan para el cáncer. Esto significa una mayor seguridad en su uso, y por ello, muchos de los efectos secundarios que clásicamente se han descrito en los pacientes con tumores, no se van a presentar cuando se usan en el caso del Lupus.

El Dr. Gil, corroroba esta afirmación sobre la diferencia en las pautas de tratamiento en lupus y cáncer:

“Los agentes inmunosupresores pueden darse asociados en diversas formas graves de lupus (nefritis, afectación del sistema nervioso central) o de otras enfermedades autoinmunes sistémicas, siendo la asociación más clásica la de corticoides + ciclofosfamida. Pero también se puede asociar otros, incluidos fámacos biológicos.

Con ciclofosfamida, los efectos adversos con las pautas actuales que tienden a minimizar su uso (dosis bajas de ciclofosfamida en nefritis lúpica) pueden aparecer pero son menos frecuentes que cuando se utilizan en el tratamiento de neoplasias, especialmente hematológicas (linfomas). ”

 

Dr. Pallarés, ¿nos vamos a quedar calvo con los tratamientos para el lupus?

No, no nos vamos a quedar calvos con el tratamiento del Lupus. Las personas con Lupus van a tener problemas de caída del cabello generalmente por actividad del propio lupus, no por los tratamientos. Son precisamente estos tratamientos los que pueden frenar o reducir la caída de cabella (alopecia) por actividad de la enfermedad.

Desde que los nuevos tratamientos como el Micofenolato han reemplazado en muchos casos a la ciclofosfamida, la caída del pelo no suele ser un problema del tratamiento en el Lupus.

¿Tendré náuseas y vómitos como tienen las personas que reciben quimitorerapia?

No, no tendremos náuseas ni vómitos como las personas que toman quimioterapia. Otros tratamientos como la colchicina, o el Micofenolato puede dar náuseas y a veces diarrea, sin ser medicamentos denominados “quimioterapia”. En realidad, incluso la hidroxicloroquina, al igual que el resto de tratamiento para el Lupus, en algunas personas más sensibles o intolerantes, pueden producir estos síntomas.

Reflexión final de nuestros doctores

Dr. Pallarés:

Quisiera hacer una reflexión, y es que algunos de estos medicamentos que ahora nos asustan por ser denominados “quimioterapia” los llevamos administrando para el Lupus desde hace años. Si hasta ahora no han ocasionado estos efectos secundarios, no van a empezar a hacerlo ahora. Y salvo casos concretos, estos tratamientos han cambiado la historia natural y el pronóstico del Lupus. No olvidemos esto.

Dr. Gil Aguado:

Lo que deben saber los pacientes es que hoy en día se cuenta con fármacos altamente eficaces para el control de la enfermedad y aunque su curación definitiva hoy por hoy no es posible, si que han cambiado las expectativas vitales y permiten realizar una vida prácticamente normal a un porcentaje importante de los pacientes. ¿Qué puede haber efectos adversos? Sin duda, y en ocasiones importantes. Esto lo debe conocer el médico encargado de su manejo y los pacientes, para tomar las medidas necesarias encaminadas a prevenir o minimizar dichos efectos.

Captura de pantalla 2015-11-03 a las 16.44.29

Cómo puntúas este artículo?
[Total: 15 Media: 4.3]

Deja un comentario